El Internet de las Cosas, también conocido como IoT, está ganando espacio en la vida de las personas. Cada vez más objetos de uso diario están conectados a Internet: el termostato, las alarmas, los refrigeradores, los dispositivos para el cuidado de niños y mascotas, los automóviles y la lista continúa. De manera que, si aún no conoces de esta nueva tecnología es momento de que empieces a empaparte un poco del tema y conozcas sus ventajas en este post que hemos traído.

 

 

Para qué se puede usar el IoT

 

El IoT puede ser usado para, literalmente, todo, desde hacer más fácil las tareas cotidianas como hacer las compras, hasta aplicarlo en sectores como construcción, empresas y sociedad.

El uso del Internet de las cosas en sistemas como el cuidado de la salud o la seguridad puede generar excelentes resultados. Por ejemplo, al implementar chips en pacientes, los médicos pueden monitorear los signos vitales de sus pacientes y responder de inmediato en caso de una emergencia. Además, puede aumentar el control de los pacientes en los hogares, lo que permite más espacio libre en los hospitales para los casos graves.

En caso de seguridad, la policía puede usar el sistema IoT para monitorear las cámaras de la calle y mejorar el sistema de ley y orden.

En las empresas los sistemas de IoT resultarían extremadamente ventajoso, les permitiría monitorear las tendencias del consumidor y responder a los cambios de la demanda de manera oportuna. Esto podría conducir a mayores ventas que conducen a mayores ganancias e ingresos.

 

5 ventajas del IoT

 

El objetivo principal del Internet de las cosas es automatizar nuestras vidas, lo que podría hacerla más eficiente pero, al mismo tiempo, podría generar algunos problemas importantes de privacidad.

Todos los días vemos nuevos artilugios e innovaciones en el mercado; con solo un comando podemos controlar todos nuestros dispositivos y otros dispositivos electrónicos en el hogar sin tener que levantarnos y activar y desactivar físicamente las cosas. El uso de la palabra “inteligente” se ha convertido en una especie de marca que ha pasado a englobar teléfonos inteligentes, televisores inteligentes, lavadoras inteligentes y, en esencia, ahora hasta podemos tener hogares inteligentes.

Entonces, siendo así, conozcamos algunas de las principales ventajas de poner en práctica el IoT.

 

El sistema IoT aumenta y fomenta la comunicación entre máquinas (también conocida como M2M). Debido a esta ingeniosa innovación, los dispositivos físicos permanecen en contacto unos con otros, lo que lleva a una mayor eficiencia y una mayor calidad. También permite una transparencia total.

Debido a la infraestructura inalámbrica general de estos dispositivos inteligentes, requieren poca o ninguna intervención humana, pudiendo funcionar prácticamente por sí mismos. Esto permite un mayor control y automatización que conduce a una mayor eficiencia operativa.

Los sistemas de IoT han permitido un mayor flujo de información que a su vez permite a las personas tomar mejores decisiones. Puede ser tan simple como Siri informándote que estás sin víveres o decisiones más complicadas relacionadas con tu entorno económico o con tul trabajo.

Los sistemas de IoT prosperan en la eficiencia, por lo tanto, cuando las máquinas se comunican entre sí, no solo ahorras tiempo, sino también dinero y recursos. Por ejemplo, tus aparatos electrónicos, como el horno o la cocina, ahora tienen la capacidad de apagarse una vez que has terminado de hacer tu comida.

Esto además convierte al Internet de las Cosas en una herramienta respetuosa con el medio ambiente ya que el sistema opera con recursos mínimos.

También puede permitirte ahorrar dinero al usarlo como herramienta informativa, haciendo que te informe de cualquier avería o problemas técnicos con el sistema o cualquier otra cosa en el entorno laboral o doméstico, antes de esperar a que aumente el nivel del inconveniente, lo que te ayudará a ahorrar tiempo y dinero.

Vivimos en un siglo en el que la mayoría de las personas tienen horarios tan agitados que simplemente no tienen tiempo para preocuparse por cosas pequeñas. Por lo tanto, con todas las ventajas que ya te hemos dado, el sistema IoT aporta mayor comodidad, administración del tiempo y, en general, una mejor calidad de vida.

 

Ventajas del Internet de las cosas para las empresas

 

 

Además de las ventajas que hemos mencionado hasta acá, el IoT influye de positivamente en las empresas, específicamente en la forma en que estas hacen negocios.

La necesidad de optimizar los procesos, mejorar la comunicación, destacar de la competencia e incluso repensar los modelos comerciales ha hecho que las empresas consideren la tecnología como el principal recurso para alcanzar estos objetivos.

Algunas de las ventajas que el Internet de las cosas podría proporcionar a una empresa son los que te detallamos a continuación.

Aumento de la productividad

Una de las tendencias comerciales más importantes hoy en día es la automatización. Desde los minoristas hasta corporaciones multinacionales, las empresas se aprovechan de esto para salvar el único recurso que no se puede recuperar: el tiempo.

La frase “el tiempo es dinero” es bien conocida, y ahora es más relevante que nunca. Por lo tanto, si el dueño de la empresa puede ayudar a sus empleados a ahorrar tiempo en tareas que pueden automatizarse, esto no solo aumentará la productividad, sino también la motivación.

Por ejemplo, el IoT Pulse de Commercient permite sincronizar más de 815 aplicaciones y puede realizar conteos. De manera que, puede manejar desde CRM (Gestión de clientes) hasta ERP (Planificación de recursos empresariales) y marketing por correo electrónico. De modo que, si un cliente realiza un pedido puede recibir un correo electrónico de confirmación al instante y se genera una factura en el sistema; todo esto sin tener que esperar que un miembro del personal venga al escritorio, encienda la computadora y verifique los pedidos.

Las empresas valoran el tiempo, y también lo hacen los clientes. Con más tareas automatizadas, la atención que los clientes reciben es más rápida y personalizada, lo que ayuda a retener a esos clientes y los alienta a recomendar su empresa a su red.

Información sobre los hábitos y el comportamiento del cliente

Esto es especialmente valioso para las empresas B2C (como las tiendas minoristas o las tiendas en línea), IoT ofrece información sobre los clientes que antes no estaban disponibles: Rutinas, preferencias, patrones de compradores y consumidores, y más.

Incluso si tu empresa es B2B y presta servicios a otras empresas, la inclusión de IoT en los procesos de trabajo te permitirá conocer más a tus clientes y anticiparte a tus necesidades, proporcionando productos y servicios que responden a sus situaciones particulares. Esto es automatización de marketing.

En otras palabras, con el Internet de las cosas, la recopilación y análisis de datos es crucial. Los análisis no solo te permiten saber más acerca de cómo los clientes usan e interactúan con la tecnología, sino que también impulsan la creación de nuevos modelos comerciales.

Optimización de procesos

Una de las industrias que puede sacar el máximo provecho de IoT es la fabricación. Procesos como la gestión de operaciones, la optimización de la cadena de suministro y el mantenimiento de los equipos se realizarán de forma más eficiente y con menos complicaciones con este tipo de tecnología.

Además, siguiendo con la optimización de los procesos, con el Internet de las cosas podrás integrar tu ERP y CRM a Internet. Si integras ERP y CRM, será más fácil y rápido enviar presupuestos, administrar el inventario, controlar facturas pagas y no pagadas, entre otras operaciones de administración de negocios clave. De esta forma, el personal de la empresa podrá enfocarse en lo necesario para hacer crecer el negocio: obtener más clientes y mantener contentos a los clientes actuales.

Según Louis Colombus (Director, Global Cloud Product Management en Ingram Cloud), escribiendo para Forbes.com:

  • El 63% de los fabricantes ya han comenzado a implementar tecnologías IoT en sus productos, y
  • El 76% aumentará el uso de dispositivos inteligentes en su proceso de fabricación en los próximos dos años.

Esto ilustra que la ola es cada vez mayor y que los que la ignoren quedarán atrás.

Lo que también significa que las empresas requerirán avances continuos en cuanto a cómo gestionar toda esta información. Los sistemas de mensajería avanzados como UnifiedInbox permitirán a los fabricantes utilizar la gran cantidad de datos para tomar decisiones críticas que aumentarán la eficiencia y la productividad en cada paso del proceso y, en última instancia, aumentarán la rentabilidad. Los datos en sí son asombrosos, pero en el vacío, no hacen ningún bien a nadie. Obtener la información, de una manera útil e ininterrumpida, marcará o reducirá la diferencia para muchas operaciones de fabricación en el futuro inmediato.

¿La realidad?, hay retos a afrontar aún

 

Si bien el panorama se visualiza bastante bien para el internet de las cosas, aún hay un par de retos que afrontar, no te vamos a mentir.

Por un lado tenemos el hecho de que es una tecnología completamente controlada por Internet, por lo tanto, ciertos errores de software pueden surgir dando como resultado notificaciones incorrectas. La complejidad es un reto muy común en la tecnología automática que los usuarios deben cuidar.

Y por otro lado está el hecho de que la seguridad es un gran problema en IoT. No importa qué, toda su información, incluidos sus gastos financieros y los datos bancarios, siempre tendrán que permanecer encriptados. Siempre existe la posibilidad de que el software incrustado en las cosas de IoT pueda ser pirateado y todos sus datos importantes y confidenciales puedan estar en riesgo. Por lo tanto, aprovechar las oportunidades con las medidas de seguridad adecuadas se convierte en la preocupación del consumidor.

Pero lo importante de todo esto es que los retos se conocen, afrontarlos es cuestión de tiempo y conocimiento, nada imposible en el siglo en que vivimos.

 

Conclusión – El IoT es el futuro, en muchos aspectos

 

No falta mucho tiempo para encontrarnos recibiendo notificaciones de que los productos de la nevera se han terminado o de que ha llegado la fecha de pago de tus facturas, aún estando fuera de nuestros hogares. Esto dejó de convertirse en una fantasía para convertirse en una realidad que llegará muy pronto a la vida de la gran mayoría de las personas, todo gracias al Internet de las cosas.

Se trata de una innovación que puede traer un sinfín de ventajas a tu vida, no solo de forma personal sino también de forma profesional, especialmente si cuentas con un negocio o empresa propia, pues ya has visto todos los beneficios que puedes adquirir al poner en práctica el IoT.