Seguramente te has topado con el problema de querer lograr un alisado que no se te dañe a los diez minutos de haberlo realizado, o que no se esponje sin razón alguna. Pues si este es tu caso has llegado al lugar correcto para entender cómo evitar todos estos problemas asociados al planchado del cabello.

Y es que, como buena noticia, podemos decirte que existe la forma de lograr que el planchado de tu cabello dure más tiempo, partiendo de una serie de recomendaciones y consejos que te damos en este post y que te ayudaran al corto, mediano y largo plazo, para que puedas realizar alisados de cabello más sanos y efectivos.

Lo primero que debes entender es que no hay una fórmula mágica

 

Tu cabello es parte de ti, de tu cuerpo, y si quieres que esté bien, sano y que el alisado sea perfecto debes entender que el proceso comienza en ti, nada de trucos ni de fórmulas perfectas, todo se tratará de constancia propia.

Asociado a esto, debes saber que es necesario que realices una serie de cambios que llevarán un tiempo de aplicación de al menos 1 a 2 semanas, en las cuales estarás realizando un tratamiento previo intensivo que te ayudará a hacer que tu alisado dure más tiempo.

 

1. Cambia de una vez por todas esa plancha de cabello vieja y obsoleta

 

Si quieres saber cuales son las mejores planchas hace clic en el siguiente enlace: Mejores Planchas para el cabello

Si lo que quieres son resultados efectivos, rápidos y que de verdad den un beneficio a tu cabello debes invertir en una buena plancha de cabello que te ayude a lograrlo.

Las mejores son las de cerámica o las compuestas de cerámica con turmalina

La diferencia entre estos dos tipos de planchas es que la segunda te permite cargar negativamente tu cabello, logrando así que cada hebra de cabello se mantenga separada la mayor cantidad de tiempo posible, acortando además el tiempo que inviertes en el alisado.

Estos tipos de planchas las puedes encontrar con la marca Philips, GHD, Remington o Karmin, las cuales han sido reconocidas por muchos estilistas y usuarios como las mejores y como las que mayores prestaciones ofrecen.

Recuerda también que debes comprar tu plancha dependiendo del largo de tu cabello: 

  • Las de media pulgada son para cabellos cortos
  • Las de una pulgada y media son para cabellos hasta los hombros
  • Las de dos pulgadas son para cabellos más largos.

 

2. Asegúrate de que puedas variar la temperatura de tu plancha de cabello

 

Si tu plancha de cabello no tiene variador de temperatura te será mucho más difícil lograr un alisado perfecto, ya que no todos los cabellos responden igual, pudiendo incluso hasta dañarlo.

Tu estilista puede recomendarte la temperatura adecuada para tu tipo de cabello y hacer que el planchado dure más tiempo bajo este punto de vista.

Generalmente, mientras mayor es la temperatura más efectivo es el alisado pero hay un límite óptimo, el cual puedes descubrir partiendo de pequeñas pruebas con tu cabello, siempre cuidando no pasar de 170 ºC.

 

3. Aplica champú anti frizz previo a la hidratación

 

Comienza a utilizar este tipo de champú de forma previa al alisado. Esto ayudará a tu cabello a mejorar su proceso de anti frizz que, de nuevo, si lo complementas con una plancha de cabello de cerámica con turmalina te vendrá como anillo al dedo.

 

4. Lava luego tu cabello con un champú hidratante

 

Realizado el anti frizz, comienza el proceso de recuperación y lavado con un champú hidratante.

Y no solo eso, en la medida de lo posible trata de que sea a base de aceites de coco o arniz, que le darán una mayor soltura a tu cabello, y además lo mantendrán sedoso y suave.

 

5. Recupera e hidrata tu cabello aplicando aceite de arniz o de coco

 

A diferencia de una crema de peinar, estos aceites ayudarán a que tu cabello se revitalice y se nutra.

Todo lo que debes hacer es rociar tu cabello con estos aceites y peinarlo varias veces hasta desenredarlo completamente.

 

6. Si tu cabello está muy maltratado aplica primero un tratamiento

 

Si tu cabello está muy maltratado el champú hidratante no será suficiente, y debes tener mucho cuidado porque de no repararlo al calentarlo puedes romperlo.

Existen tratamientos a base de keratina muy buenos, así como también tratamientos caseros que te permitirán lograr una rápida recuperación. Como por ejemplo, la famosa mascarilla de huevo y mayonesa que literalmente, revivirá tu cabello.

  • Báñate con el champú hidratante
  • Realiza un tratamiento rápido a base de keratina.
  • Luego, con dos yemas de huevo y tres cucharadas de mayonesa, aplica una pasta en todo tu cabello y déjala actuar por alrededor de 15 minutos.
  • Retira esta pasta con abundante agua fría y deja reposar tu cabello por 10 minutos
  • Por último aplica acondicionador.

Este procedimiento es súper útil para lograr que tu cabello vuelva a la vida en un lapso de tiempo de dos a tres días para los casos más críticos. En general es recomendable que lo hagas al menos 1 vez a la semana si planchas mucho tu cabello.

Debes saber que las cremas de peinar no son recomendadas para el alisado, así que no necesitas utilizarlas si lo que quieres es usar la plancha de pelo.

 

8. Para los casos de alisado de alta duración puedes usar el secador

Si lo que se deseas es un alisado que dure varios días, puedes realizar el secado del cabello con un secador a una distancia no menor a los 20 centímetros.

Eso sí, tu cabello debe estar bastante nutrido y debes haberlo sometido a tratamiento. Es decir, la única forma de que pongas en práctica este tip es que tu cabello no tenga signos de estar deshidratado y enfermo.

9. Llego el momento de planchar el cabello

 

Una vez llegado este punto, lo primero que debes tener a la mano es tu plancha de cabello de calidad y con las temperaturas adecuadas.

Como recomendación general, para cabellos finos, no tan densos o poco voluminosos aplica unos 80°C para comenzar y ve aumentando poco a poco hasta lograr el alisado correcto.

Una vez hecho esto repite el procedimiento con unos 20 a 30°C más para darle a tu cabello un extra, siempre y cuando no superes los 200°C, más allá de esta temperatura solo lo degradarás.

 

10. Realiza los movimientos en los tiempos correctos

 

Uno de los aspectos que hacen que tu cabello no quede bien planchado y que el planchado no dure, es la aplicación de la plancha con excesivas pausas y durante tiempos prolongados.

Lo ideal es que dediques a cada mechón no más de 3 a 5 segundos.

Quizás suene poco práctico pero, de qué sirven tantos pasos previos sin la técnica adecuada.

 

11. Una vez finalizado el planchado aplica de nuevo aceite de arniz

 

Aplica 5 gotas de este aceite a tu cepillo y comienza a realizar movimientos largos y suaves con tu peine.

Hazlo por todo tu cabello asegurándote de que llegues a cada una de las zonas, sin repetir más de 3 veces ya que puedes enredarlo. De hecho, trata de mejorar tu técnica tal que con solo dos pasadas sea suficiente.

 

12. El punto final y secreto. Aplica fijador rociado a tu cepillo.

 

Ya para finalizar cierra con broche de oro tu planchado de pelo al rociar tu cepillo con fijador, logrando así que el planchado dure más tiempo.